La malaria es una enfermedad infecciosa que causa 400.000 muertes anuales, la mayoría de niños africanos menores de cinco años. Se transmite por la picadura de las hembras del mosquito Anopheles. La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda la nueva vacuna que aunque con una eficacia parcial, de un 36% en niños a partir de los cinco meses de vida, será una medida complementaria a otras ya existentes y ayudará a disminuir la mortalidad infantil.

«Noticia en El País»

«Artículo en Project Syndicate«