ActualidadNoticias

Un equipo de investigadores australianos propone en un articulo publicado en Nature Communications un método para traducir los beneficios en cifras , para la salud mental de la población que proporcionan las visitas a áreas protegidas.Evaluando los costes que provocaría la ausencia de estas áreas, tanto si dejaran de existir como si las personas ya no pudieran visitarlas. Estos costes incluyen tratamientos, atención sanitaria y reducción de la productividad laboral.El enfoque de estos investigadores utilizan un concepto estándar en la política económica de salud,calidad de vida y años de vida ajustados por calidad o por discapacidad para realizar este estudio,
Enlace aqui

Enlace al articulo aqui