El cambio climático y la pérdida de biodiversidad son crisis conjuntas que deben abordarse como una sola acción integrada

El informe «Fortaleciendo las sinergias: cómo la acción para lograr los objetivos mundiales de conservación de la biodiversidad pos-2020 puede contribuir a mitigar el cambio climático» se basa en los resultados de Nature Map del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y sus socios analiza las reservas de carbono en áreas naturales identificadas como prioritarias para cumplir los objetivos propuestos de conservación de la biodiversidad .El informe muestra que la coordinación de áreas prioritarias para conservar tanto la naturaleza como las reservas de carbono es clave para alcanzar objetivos ambiciosos climáticos y de biodiversidad.

Enlace a noticia