El reciente estudio denominado Out of Step: China Is Driving the Continued Growth of the Global Coal Fleet («Fuera de sintonía: China está impulsando el crecimiento continuo de la flota global de carbón»), realizado por Endcoal.org, una organización que denuncia las consecuencias para el medioambiente y la salud de la explotación de dicha materia prima, afirma que mientras el resto del mundo lleva 18 meses reduciendo la generación de energía a partir del carbón, China produce la suficiente como para abastecer a 31 millones de hogares.
Según los investigadores, entre 2018 y junio de 2019 la mayoría de los países redujo la producción de energía procedente del carbón en 8,1 gigavatios (GW). Mientras, en ese mismo periodo China generó 43 GW más. Los autores prevén que con las centrales térmicas que China está construyendo o pretende revivir se generen 147,7 GW, un volumen similar al que producen las plantas de toda la Unión Europea.
Especialistas de la organización no gubernamental Global Energy Monitor, que monitorea la infraestructura global para la extracción y explotación de combustibles fósiles, afirman que, para poder mantener el calentamiento global por debajo de los 2ºC, para 2030 China tiene que reducir su generación de electricidad a partir del carbón en un 40%. En lugar de eso, en la actualidad la están expandiendo más, desalineándose con el Acuerdo de París y poniendo fuera del alcance las metas establecidas al respecto, incluso si todos los otros países eliminarán completamente sus flotas de carbón.

Enlace a noticia pinchando aqui