Este informe, publicado por el Banco Mundial, se centra en tres regiones (África subsahariana, Asia meridional y América Latina que juntas representan el 55% de la población del mundo en desarrollo), descubre que el cambio climático empujará a decenas de millones de personas a migrar dentro de sus países para 2050. Poco más de 143 millones de personas -alrededor del 2.8 por ciento de la población de estas tres regiones- podrían verse obligadas a desplazarse dentro de sus propios países para escapar de los efectos del cambio climático. Migrarán desde áreas menos viables con menor disponibilidad de agua y productividad de cultivos y desde las áreas afectadas por el aumento del nivel del mar y las mareas. Las áreas más pobres y más vulnerables al clima serán las más afectadas. Estas tendencias, junto con la aparición de «puntos críticos» de migración y emigración climática, tendrán importantes repercusiones y para la adecuación de la infraestructura y los sistemas de apoyo social. Según este informe la migración climática interna probablemente aumentará hasta 2050 y luego se acelerará a menos que haya recortes significativos en las emisiones de gases de efecto invernadero y una política de desarrollo clara.

Enlace a la publicación.

Enlace al informe en español