ActualidadNoticias

El Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por ”la Caixa”, ha liderado un macroestudio publicado en la revista Environmental Health Perspectives, donde se ha analizado por primera vez la presencia de trihalometanos (THM) en el agua del grifo de 26 países de la Unión Europea. Los resultados indican cómo 6.500 casos anuales de cáncer de vejiga en Europa pueden ser atribuibles a dicha exposición.
Los trihalometanos son compuestos que se generan después de desinfectar el agua con productos químicos. Estudios previos ya habían asociado la exposición a largo plazo ­–que tiene lugar tanto por ingestión, inhalación o por absorción dérmica– con un mayor riesgo de cáncer de vejiga. El nivel de trihalometanos en el agua potable estaba por debajo del límite europeo, pero los niveles máximos sobrepasaron los límites en países como España
El equipo científico recomienda que los principales esfuerzos para reducir los niveles de trihalometanos se dirijan a países con niveles más altos. Así, el estudio estima que si los 13 países que tienen el promedio más elevado redujeran los niveles a la media de la UE, el número estimado de casos atribuibles disminuiría un 44 %, con 2.868 casos menos por año.
Enlace a noticia

Enlace artículo científico