ActualidadNoticias

La compañía española Meteosim, especializada en modelización de contaminación atmosférica, en colaboración con la multinacional alemana Olfasense, han desarrollado una herramienta para la gestión de olores contaminantes que permite analizar el impacto ambiental de episodios pasados, actuales y futuros para la toma de decisiones en tiempo real, e incluye además, recursos para la gestión de quejas de ciudadanos que perciben estos olores como una amenaza para su salud.
Estudios recientes revelan que las personas que se encuentran próximas al desarrollo de actividades generadoras de olores molestos, pueden llegar a desarrollar problemas de salud como dolor de cabeza, insomnio, pérdidas de memoria, problemas de concentración y, en los casos más severos, náuseas, mareos, vómitos, molestias respiratorias y alteraciones psicológicas. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la jurisprudencia contencioso-administrativa han declarado que la contaminación odorífera puede afectar al derecho a la intimidad domiciliaria de las personas. Aun así, en España, como en la mayoría de países europeos, no existe un marco normativo general que la regule.
Esta nueva herramienta se denomina Ortelium, combina el big data, inteligencia artificial e internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) para proporcionar una solución integral en la gestión de olores para empresas y entidades públicas, cuya actividad genera emisiones atmosféricas con impacto odorífico en el entorno. Sectores como las plantas de tratamiento de aguas residuales, e industrias como la papelera, química y alimentaria representan, respecto a la determinación de los impactos odoríficos correspondientes pueden ser potenciales clientes de esta herramienta.
Enlace a noticia aqui