En el congreso de la Sociedad Española de Cardiología, se ha presentado evidencia de la relación entre la contaminación del aire y un incremento de los ingresos hospitalarios por infartos y arritmias, según explicó la Dra. Ana Navas-Acién, Catedrática de Epidemiología de la Universidad de Columbia, con dos décadas de experiencia en salud ambiental, en su discurso inaugural.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 31% de las enfermedades cardiovasculares se podría evitar si se eliminaran los contaminantes ambientales, y los cardiólogos plantean incorporar a su práctica clínica una nueva subdisciplina, la “cardiología ambiental”.
Los especialistas aseguran que es fundamental para afrontar los retos del cambio climático y para la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares.

«Leer noticia completa en iSanidad»

«Leer entrevista con la Dra. Ana Navas-Acién en ElPaís»