Diversas organizaciones médicas, de salud pública, sociedades científicas y de representantes de pacientes, firman una declaración conjunta sobre los valores guía de calidad del aire publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estos valores se centran en 6 contaminantes, con evidencia sobre sus efectos negativos en salud. Aunque no son límites de obligado cumplimiento, sí servirán de guía para que los diferentes países legislen al respecto, ya que la evidencia que los apoya es numerosa. Además, actuar sobre estos contaminantes tendrá un efecto beneficioso sobre otros, y servirá como medida contra el cambio climático.

En la declaración conjunta, se da apoyo a las recomendaciones de las nuevas guías OMS de calidad del aire y se insta a los países a usarlas como guía de nuevas y ambiciosas políticas de calidad del aire y reducción de emisiones en todo el mundo.

«Más información en International Journal of Public Health»