La temperatura en las ciudades españolas se ha incrementado el doble que la media mundial en 50 años, aunque de forma desigual, siendo la zona este del país en la que se registran los mayores incrementos.

«Leer noticia completa en El País«