El informe «Desarraigados por el cambio climático» elaborado por la ONG internacional Oxfam, y recogido por La Vanguardia, estima que 23,5 millones de personas fueron obligadas a huir de los lugares que habitan en 2016 a consecuencia de las catástrofes climáticas. La pérdida de hogares, de los medios de vida y de las tierras pone de manifiesto la profunda injusticia que supone el cambio climático. Las catástrofes climáticas tienen unas profundas implicaciones para el bienestar y salud de los afectados. Además, como bien señala el informe, la desigualdad es a la vez la causa y la consecuencia de la desproporcionada incidencia e impacto derivados de los desplazamientos asociados al cambio climático.

Enlace publicación en OXFAM Intermón

DESARRAIGADOS POR EL CAMBIO CLIMÁTICO.PDF