El periódico ABC destaca la importancia de un nuevo tratado internacional que promueve la reducción de la exposición al mercurio, una de las diez sustancias más dañinas.

El mercurio llega al entorno a través de los vertederos, las centrales eléctricas de carbón, las plantas y fábricas de ciertos metales, cementos,etc.

Esta sustancia puede llegarnos a través de los grandes peces depredadores, las verduras procedentes de tierras contaminadas, cosméticos o rotura de productos que contienen mercurio como ciertas luminarias, termómetros o pilas. Según la OMS no hay un nivel seguro de exposición al mercurio ni cura para el envenenamiento ocasionado por el mismo que puede causar daños en la salud irreversibles en elevadas concentraciones siendo especialmente peligroso para niños pequeños y mujeres embarazadas.

La entrada en vigor del Convenio Minamata firmado por más de 140 países y ratificado por 74, limita al 2020 la eliminación del mercurio en la producción de cosméticos, plaguicidas, termómetros, empastes dentales, entre otros.

«Leer noticia completa en ABC«