El año 2016 ha marcado un nuevo record en la temperatura global, favorecido a principios del año por el fenómeno climático conocido como «El Niño», en el que periódicamente el agua del océano Pacífico se calienta y provoca lluvias torrenciales en la costa Pacífica de América del Sur.

Después del análisis de los datos anuales, los científicos cuantifican el incremento de temperaturas en 1,1 ºC, acercándose al límite establecido de 1,5ºC fijado por el Acuerdo de París.

 

Leer noticia completa en El Mundo